jueves, 17 de noviembre de 2016

hoy vi a tu hermano, movía el brazo en lo alto hacia los lados, con la parte interna de la mano abierta (alma) en nombre de la amistad, me olvide de respirar, pensé que eras tú, como tu yo niño, con la alegría de ser vivo, tez pálida, gafitas, ropita de invierno, matices grises malcamuflando el aura fulgiente, zapatillas sin suela viajando sobre aceras de follaje y pasitos tímidos y pasitos largos, torpes y con confianza y ojos índigos detrás de los cristales detrás del flequillo por encima puntos pardos como los que yo saltaba privilegiada de no tener vértigo, con la alegría de ser vivo tez pálida pálido así me sentí.
donde estuviste vagando triste
no logró hipnotizarme ese sol albino que me devolvió esa noche
con el aliciente de ser muerta vagando estas palabras inprolijas a vómito fresco, que de la luna su esencia suave y átona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Satán es mi mejor amigo, jódeme como quieras.